Health Information

El parto inducido podría reducir el riesgo de cesárea, halla un estudio

  • Home
  • Health Information
El parto inducido podría reducir el riesgo de cesárea, halla un estudio

Los hallazgos contradicen la creencia común de que la inducción en realidad aumenta las probabilidades de cesárea de una mujer

LUNES, 28 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres embarazadas en quienes es induce el parto tienen un 12 por ciento menos de probabilidades de necesitar una cesárea que aquellas cuyos médicos utilizan un método de "esperar y observar", muestra una nueva revisión de los datos.

Los hallazgos desafían la opinión común de que inducir el parto en realidad aumenta las probabilidades de que una mujer necesite una cesárea, señalaron los autores.

"Estos hallazgos muestran que la inducción es una forma de aumentar las probabilidades de parto vaginal", escribió un equipo liderado por Khalid Khan, de la Universidad Queen Mary en Londres, Inglaterra.

En el estudio, el grupo de Khan analizó 157 estudios sobre más de 31,000 nacimientos. La reducción del 12 por ciento en el riesgo de cesárea se observó en los embarazos a término o posteriores al término en que se indujo, pero no en los partos prematuros, anotaron los autores.

Inducir el parto redujo las probabilidades de cesárea en los embarazos tanto de bajo como de alto riesgo, y también redujo el riesgo de muerte fetal y complicaciones en las madres, mostraron los hallazgos.

Los investigadores también hallaron que el medicamento prostaglandina E2, que se usa ampliamente en EE. UU., Canadá y Reino Unido para inducir el parto, se vinculó con un menor riesgo de cesárea. Pero el uso de la hormona oxitocina, y la amniotomía (la ruptura deliberada del saco amniótico), que también se usan comúnmente para inducir el parto, no redujeron las probabilidades de cesárea.

Según la información de respaldo de los investigadores, el parto se induce en alrededor del 20 por ciento de todos los nacimientos, por varios motivos. Pero aunque investigaciones anteriores han mostrado que inducir el parto reduce el riesgo de cesárea, muchas personas siguen creyendo lo contrario.

La revisión ofrece "una respuesta robusta a la disputada pregunta del riesgo de cesárea asociado con la inducción del parto", concluyeron Khan y sus colaboradores. Creen que los hallazgos podrían ayudar a los médicos a decidir quién debe recibir una inducción y a explicar a las pacientes los beneficios y los riesgos de inducir el parto.

Los expertos se mostraron divididos sobre los méritos del nuevo estudio.

La Dra. Joanne Stone, directora de medicina materna y fetal del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, afirmó que la investigación es "extremadamente importante".

Apuntó que la mayoría de los estudios que han hallado unas tasas más altas de cesáreas en las mujeres que se han sometido a parto inducido han comparado a esas pacientes con mujeres que se someten a un parto espontáneo (no inducido), muchas de las cuales tenían factores de riesgo muy variados.

Pero el estudio de Khan comparó a las mujeres cuyos partos fueron inducidos con mujeres con unos perfiles similares de riesgo en el embarazo (el tamaño del feto, el momento de la gestación y otros factores), que no necesariamente habían sido recomendadas para una inducción. Eso hace que la comparación entre pacientes sea más precisa, aseguró Stone.

Pero la Dra. Catherine Herway, directora asistente de medicina materna y fetal del Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York, cree que el estudio contiene fallas.

"La validez de este hallazgo es dudosa, ya que los resultados se juntaron de escenarios clínicos que cubrían un rango potencialmente alto de gestión obstétrica", observó.

"Se reunieron datos de estudios de 1975 a 2010, embarazos de 37 a 42 semanas de gestación, y de inducciones médicamente indicadas y optativas. Por tanto, hay que tener cuidado al interpretar los resultados de este estudio", planteó Herway.

El estudio aparece el 28 de abril en la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

Más información

March of Dimes ofrece más información sobre la inducción del parto (http://nacersano.marchofdimes.com/parto-y-nacimiento/programar-inducir-el-parto.aspx ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Joanne Stone, M.D., director of maternal-fetal medicine, The Mount Sinai Hospital, New York City; Catherine Herway, M.D., assistant director of maternal-fetal medicine, Staten Island University Hospital, New York City; CMAJ (Canadian Medical Association Journal), news release, April 28, 2014