Health Information

Un dispositivo de entrenamiento cerebral podría aliviar la parálisis provocada por un accidente cerebrovascular

Un dispositivo de entrenamiento cerebral podría aliviar la parálisis provocada por un accidente cerebrovascular

Un estudio preliminar halla que se producen beneficios mucho tiempo después del ataque

LUNES, 2 de diciembre de 2013 (HealthDay News) -- Los científicos están probando un nuevo dispositivo controlado por el pensamiento que algún día podría ayudar a las personas a mover los miembros después de quedar paralizadas tras un accidente cerebrovascular (ACV).

El dispositivo combina una interfaz de alta tecnología entre el cerebro y una computadora con una estimulación eléctrica de los músculos dañados a fin de ayudar a los pacientes a volver a aprender a mover los miembros paralizados.

Hasta ahora, ocho pacientes que habían perdido el movimiento en una mano han pasado 6 semanas de tratamiento con el dispositivo. Afirmaron que habían mejorado su habilidad de llevar a cabo sus tareas cotidianas.

"Cosas como peinarse el pelo y abrocharse los botones de la camisa", explicó el autor del estudio, el Dr. Vivek Prabhakaran, director de neuroimagenología funcional en radiología en la Universidad de Wisconsin-Madison.

"Se trata de pacientes que sufrieron un ACV hace meses y años", señaló Prabhakaran. "Los estudios anteriores sugerían que no era posible que estos pacientes experimentaran cambios, que su recuperación se había estancado. Estamos mostrando que todavía es posible que se produzcan cambios. Hay una plasticidad que podemos usar".

Para usar la nueva herramienta, los pacientes llevan un gorro de electrodos que recoge las señales cerebrales. Esas señales son decodificadas por una computadora. La computadora, a su vez, envía pequeñas sacudidas eléctricas a través de unos cables hasta unas almohadillas pegadas en los músculos del brazo paralizado de un paciente. Las sacudidas actúan como impulsos nerviosos que le dicen a los músculos que se muevan.

Un sencillo videojuego en la pantalla de la computadora motiva a los pacientes a intentar golpear un objetivo al mover una pelota con su brazo afectado. Los pacientes practican con el juego durante unas dos horas cada vez, un día sí y un día no.

Los investigadores también realizaron un escáner del cerebro de los pacientes antes, durante y un mes después de que hubieran finalizado las 15 sesiones con el dispositivo.

Cuanto más practicaban los pacientes, más capaces eran de entrenar a su cerebro, hallaron los investigadores.

Los hallazgos fueron presentados el lunes en la reunión anual de la Asociación de Radiología de Norteamérica (Radiological Society of North America) en Chicago.

Un ACV se produce cuando se interrumpe el riego sanguíneo que va al cerebro. Esto ocurre porque un coágulo sanguíneo bloquea un vaso sanguíneo del cerebro o porque un vaso sanguíneo del cerebro se rompe. Los ACV a menudo causan problemas con el movimiento y el lenguaje.

Aunque se trata de una observación temprana de la evidencia que respalda la terapia, un experto que no participó en la investigación afirmó que los resultados son prometedores.

"El ACV es la primera causa de discapacidad del país", comentó el Dr. Rafael Ortiz, director de cirugía neuro-endovascular y de accidente cerebrovascular en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "El 50 por ciento de los pacientes de ACV acaban con una discapacidad grave y cada año se producen 800,000 ACV", señaló. Se necesitan desesperadamente mejores formas de rehabilitación para los pacientes de ACV, añadió.

"Al usar las terapias como esta, podemos ofrecer esperanzas a los pacientes, incluso 6 o 12 meses después del ACV", comentó.

El cerebro tiene dos lados o hemisferios. Los investigadores afirman que lo que parece estar ocurriendo es que el lado del cerebro que no estaba dañado por el ACV aprende a tomar el mando de muchas funciones perdidas por el lado afectado.

Y cuanto más capaces sean los pacientes de emplear de forma distinta el lado no afectado, mayor será su progreso, comentó Prabhakaran.

Algunos, si no todos, de los cambios positivos del cerebro seguían estando ahí incluso un mes después de que los pacientes hubieran terminado la terapia. Los investigadores piensan que mantener las sesiones podría ser necesario para ayudar a las personas a mantener los beneficios.

Los pacientes con daños entre leves y moderados parecen ser los que más ayuda consiguen del dispositivo, añadió. Los pacientes con discapacidades más leves fueron capaces de aumentar la velocidad de realización de una tarea que les exigía que movieran clavijas en un tablero. Los pacientes con daños moderados fueron capaces de recuperar el movimiento y la fuerza.

El estudio todavía está en sus etapas iniciales. Los investigadores afirmaron que no sabrán con seguridad qué tan bien funciona o hasta qué punto puede resultar útil hasta que lo hayan probado en más pacientes. Prabhakaran afirmó que tenía la esperanza de reclutar a 44 en total.

Los datos y conclusiones presentados en reuniones normalmente son considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la rehabilitación del ACV, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular (http://www.ninds.nih.gov/disorders/stroke/poststrokerehab.htm ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Vivek Prabhakaran, M.D., Ph.D., director, functional neuroimaging in radiology, University of Wisconsin-Madison; Rafael Ortiz, M.D., director, neuro-endovascular surgery and stroke, Lenox Hill Hospital, New York, N.Y.; Dec. 2, 2013, presentation, Radiological Society of North America annual meeting, Chicago