Health Information

Relacionan ciertos antibióticos con los cambios bruscos en la glucemia de las personas diabéticas

Relacionan ciertos antibióticos con los cambios bruscos en la glucemia de las personas diabéticas

Medicamentos como el Cipro y el Avelox fueron los que tuvieron una asociación más fuerte, pero los expertos afirman que podrían estar implicados otros factores

JUEVES, 15 de agosto (HealthDay News) -- Los pacientes de diabetes que toman una cierta clase de antibióticos son más propensos a padecer fluctuaciones acusadas en la glucemia que los que toman otros tipos de fármacos, según un nuevo estudio.

El aumento del riesgo era bajo, pero los médicos deberían tenerlo en cuenta a la hora de recetar esta clase de antibióticos, conocidos como fluoroquinolonas, a personas con diabetes, indicaron los investigadores. Este tipo de antibióticos, que incluyen medicamentos como el Cipro (ciprofloxacina), el Levaquin (levofloxacina) y el Avelox (moxifloxacina), se usan comúnmente para tratar algunas enfermedades, entre las que se encuentran las infecciones en el tracto urinario y la neumonía adquirida en la comunidad.

Un experto comentó que el estudio debería servir como una llamada de alerta para los médicos.

"Dada la cantidad de alternativas que hay, los médicos pueden pensar en recetar otros antibióticos... en lugar de las fluoroquinolonas (sobre todo la moxifloxacina) a los pacientes con diabetes", señaló el Dr. Christopher Ochner, profesor asistente de pediatría y medicina adolescente en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "En general, este estudio demuestra que se ha de poner más atención en las interacciones particulares del medicamento con la afección".

El estudio contó con aproximadamente 78,000 personas con diabetes en Taiwán. Los investigadores observaron el uso que los pacientes hicieron de tres clases de antibióticos: las fluoroquinolonas, las cefalosporinas de segunda generación (la cefuroxima, el cefaclor o el cefprozil), o los macrólidos (claritromicina o azitromicina).

Los investigadores también observaron las visitas a la sala de emergencias u hospitalizaciones por cambios bruscos en la glucemia en los pacientes en los 30 días anteriores a que empezaran a tomar los antibióticos.

Los resultados mostraron que los pacientes que tomaron las fluoroquinolonas eran más propensos a sufrir grandes fluctuaciones en el nivel de azúcar en la sangre que los que tomaron los otros tipos de antibióticos. El nivel de riesgo varió en función de la fluoroquinolona específica de que se tratara, según el estudio, que fue publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

La incidencia de la hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre) por cada 1,000 personas fue de 6.9 para las personas que tomaban moxifloxacina, 3.9 para las que tomaban levofloxacina y 4.0 para las que tomaban ciprofloxacina. La incidencia de la hipoglucemia (un nivel bajo de azúcar en la sangre) fue de 10 por cada 1,000 personas que tomaban moxifloxacina, 9.3 para las que tomaban levofloxacina y 7.9 para las que tomaban ciprofloxacina.

La incidencia de la hiperglucemia por cada 1,000 personas fue de 1.6 para las personas que tomaban la clase de antibióticos macrólidos y de 2.1 para las personas que tomaban cefalosporinas. La incidencia de hipoglucemia por cada 1,000 personas fue de 3.7 en el caso de los macrólidos y de 3.2 en el caso de las cefalosporinas.

"Nuestros resultados identificaron a la moxifloxacina como el medicamento asociado con el riesgo más alto de hipoglucemia, seguido de la levofloxacina y la ciprofloxacina", escribieron la Dra. Mei-Shu Lai, de la Universidad Nacional de Taiwán, y sus colaboradores.

Según ellos, los médicos deberían tener en cuenta otros antibióticos si existe la preocupación de que los pacientes pudieran sufrir fluctuaciones acusadas de azúcar en la sangre.

"El estudio... no prueba que haya una conexión causal entre las fluoroquinolonas y la falta de regulación del azúcar en la sangre", señaló Ochner. Pero considera que el estudio ofrece evidencias de que las personas con diabetes podrían estar en un riesgo mayor en el caso particular de la moxifloxacina.

"Si se va a recetar moxifloxacina a los pacientes con diabetes, en ese caso debería haber la expectativa de obtener algún beneficio adicional que justificara el aumento del riesgo", indicó Ochner.

Pero otra experta afirmó que podría haber otras explicaciones de por qué las personas que toman fluoroquinolonas tenían más fluctuaciones en la glucemia.

"Es difícil extraer la conclusión de que las fluoroquinolonas por sí mismas son las culpables, ya que todos estos pacientes tenían infecciones, y éstas pueden llevar a la hipo o la hiperglucemia a las personas con diabetes", aseguró la Dra. Alyson Myers, endocrinóloga en el Hospital de la Universidad de North Shore, en Nueva York.

"Además, las personas del grupo de las fluoroquinolonas eran más propensas a tener una enfermedad renal crónica o a estar tomando esteroides: la primera puede aumentar la tasa de hipoglucemia y la segunda puede aumentar la tasa de hiperglucemia", apuntó Myers. "Otro factor que puede crear confusión sería el tipo de tratamiento para la diabetes que estaban recibiendo los pacientes, dado que tanto las sulfonilureas como la insulina están asociadas con un riesgo mayor de hipoglucemia que otros medicamentos para la diabetes".

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón de EE. UU. tiene más información sobre la diabetes (http://diabetes.niddk.nih.gov/dm/pubs/overview/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Christopher Ochner, M.D., assistant professor, pediatrics and adolescent medicine, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Alyson Myers, M.D., endocrinologist, North Shore University Hospital, Manhasset, N.Y.; Clinical Infectious Diseases, news release, Aug. 15, 2013