Health Information

Después de todo, el Viagra y el aliskiren no ayudan ante la insuficiencia cardiaca, según revelan estudios

Después de todo, el Viagra y el aliskiren no ayudan ante la insuficiencia cardiaca, según revelan estudios

Los resultados sorprenden y decepcionan a los científicos

LUNES, 11 de marzo (HealthDay News) -- Aunque algunos estudios pequeños habían sugerido que el Viagra y un medicamento para la presión arterial, el aliskiren, podrían ser fármacos maravillosos para la insuficiencia cardiaca, ninguno de los dos produjo ningún efecto beneficioso contra esta afección en unos ensayos multicéntricos recientes.

El Viagra (sildenafil) se usa para el tratamiento de la disfunción eréctil y algunas formas de hipertensión arterial pulmonar, y los científicos tenían la esperanza de que ayudaría a los pacientes con la llamada insuficiencia cardiaca diastólica, un tipo de insuficiencia cardiaca en la que las cámaras inferiores cardiacas se vuelven rígidas y no pueden relajarse completamente y llenarse entre latido y latido.

"Los resultados de nuestro estudio fueron sorprendentes y decepcionantes", comentó la autora principal del estudio del Viagra, la Dra. Margaret Redfield, profesora de medicina en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

"Esperábamos encontrar algo que ayudara a estos pacientes, ya que en la actualidad hay pocas opciones para el tratamiento", comentó Redfield.

Mientras tanto, el aliskiren (Tekturna) no consiguió reducir las tasas de muertes y hospitalizaciones de los pacientes con insuficiencia cardiaca. Los investigadores indicaron que cualquier beneficio que pudiera ofrecer el medicamento era contrarrestado por sus efectos secundarios, incluyendo tasas más altas de hipercalemia (unos niveles de potasio muy altos), el empeoramiento de la función renal e hipotensión (presión arterial demasiado baja).

Ambos estudios fueron presentados el lunes en la reunión anual del Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians), en San Francisco. Fueron publicados en línea simultáneamente en la revista Journal of the American Medical Association.

En el estudio del Viagra, los pacientes con insuficiencia cardiaca diastólica fueron ingresados en los 9 centros de atención primaria y 16 centros asociados que constituyen la Red de Investigación Clínica sobre la Insuficiencia Cardiaca (Heart Failure Clinical Research Network). La capacidad de realizar ejercicio de los pacientes que participaron en el estudio estaba muy limitada y presentaban anomalías significativas en la estructura y la función cardiacas.

Se trató a los pacientes con Viagra durante 24 semanas. Los investigadores examinaron hasta qué punto los pacientes eran capaces de andar mediante una prueba con un ejercicio de seis minutos. También se puntuó a los pacientes en función de su calidad de vida y su estructura y función cardiacas después de una serie de pruebas, que incluyeron ecocardiogramas, imágenes por resonancia magnética (IRM) y pruebas sanguíneas.

En todos los casos, el estudio halló que el Viagra no logró beneficiar a los pacientes de insuficiencia cardiaca. Los autores del estudio concluyeron que la insuficiencia cardiaca diastólica es diferente de otras formas de insuficiencia cardiaca y que esta categoría de medicamento no es efectiva ante esta afección. También recomendaron que los médicos que recetan este medicamento con un costo alto para los pacientes de insuficiencia cardiaca deberían dejar de hacerlo basándose en esta investigación preliminar.

Sin embargo, los investigadores afirmaron que se necesitan más estudios que investiguen si el Viagra podría ayudar en el tratamiento de los pacientes de insuficiencia cardiaca diastólica que también padecen de hipertensión, disfunción ventricular derecha e hipertensión arterial pulmonar (presión sanguínea alta en las arterias de los pulmones).

"A partir de estos resultados, los futuros estudios deberían realizarse en este subgrupo de pacientes", afirmó Redfield en un comunicado de prensa.

El estudio del aliskiren, financiado por la compañía farmacéutica suiza Novartis, contó con 1,615 pacientes con insuficiencia cardiaca ingresados en 316 hospitales. Además del tratamiento estándar, se asignó de forma aleatoria a los pacientes para que tomaran aliskiren o un placebo como parte de su tratamiento de la insuficiencia cardiaca.

Después de seis meses, los investigadores hallaron que los pacientes que tomaban el medicamento tenían las mismas probabilidades de fallecer o de volver a ser ingresados en el hospital por insuficiencia cardiaca que los del grupo del placebo.

Los autores del estudio afirmaron que el aliskiren provocaba la reducción significativa de una hormona que aumenta conforme avanza la insuficiencia cardiaca. Esta reducción, no obstante, no afectó a las tasas de fallecimiento u hospitalización.

La insuficiencia cardiaca es la causa principal de hospitalización de las personas mayores de 65 años, y eso cuesta a Medicare miles de millones cada año.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información acerca de la insuficiencia cardiaca (http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/hf/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: American College of Cardiology, news releases, March 11, 2013